Eizasa Hoteles

CENTRAL DE RESERVAS: 900 900 514 HAZTE MIEMBRO

RESERVA en nuestros hoteles y obtén un 25% de descuento!

Ezcaray, días de vinos y alta gastronomía

Año tras año, el enoturismo en Rioja va ganando más adictos. Según el último informe realizado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, ‘Monitor de Enoturismo 2021’ las bodegas de Rioja recibieron cerca de medio millón de visitas en 2021, duplicando la cifra registrada en 2020. Además, el turismo enológico se está erigiendo como una de las principales formas de viajar por muchas provincias de España, como La Rioja, ya que posibilita poder disfrutar de la naturaleza y de la cultura, mientras se descubre la amplia oferta gastronómica que proponen las bodegas. La Rioja Alta da mucho de sí: lugares como San Vicente de la Sonsierra, con su patrimonio arquitectónico, Santo Domingo de la Calzada y su catedral, una de las más antiguas de España; Ezcaray, la pequeña localidad de gran belleza natural con el pico más alto de la región a 2.260 metros; San Millán de la Cogolla y los monasterios de Suso y Yuso, cuna de la lengua castellana; y la naturaleza y paisajes de la Sierra de Cameros, montañas con profundas gargantas de extraordinaria belleza. Por eso, si optas por un alojamiento en Ezcaray, puedes conocer los principales puntos de interés de la región y realizar un sinfín de rutas de gran valor turístico y cultural. Los apartamentos turísticos Real Valle Ezcaray, situados en Zorraquín, a quince minutos a pie de Ezcaray, ofrecen unos apartamentos totalmente equipados, con grandes vistas al valle de Ezcaray. Asimismo, disponen de aparcamiento propio, zonas ajardinadas y se admiten mascotas. Este hotel para mascotas en Ezcaray pone a disposición, sus habitaciones petfriendly, totalmente preparadas para que te alojes con tu mascota al mejor precio. Además, en el campo de los alrededores se puede hacer senderismo, jugar al golf, pescar… El establecimiento ofrece servicio de alquiler de bicicletas así como rutas en bici por Ezcaray. Ellos mismos te facilitan una selección personalizada de las rutas que más te puedan interesar. Accesibles a cualquier nivel de dificultad. Desde estos apartamentos se puede llegar fácilmente a Santo Domingo de la Calzada. Todo ello sin olvidar los magníficos vinos de Rioja. Ahora mismo, hay una oferta disponible para visitar una bodega en pareja. Se trata de una experiencia única que incluye una noche de alojamiento para dos personas, desayuno, aparcamiento y visita a una bodega. Un planazo para disfrutar una cata de vinos y una excelente propuesta de gastronomía de gran calidad en Rioja. Y es que las bodegas ya no ofrecen visitas guiadas por sus instalaciones únicamente, sino que la mayoría de ellas proponen catas y menús especiales maridados con sus mejores vinos para hacer las delicias de los amantes del buen vino y el buen comer. El sector está reforzando una oferta de productos turísticos novedosa, de calidad y altamente especializada para distintas tipologías de visitante, con el objetivo de seguir siendo el destino enoturístico líder. Desde propuestas de actividades familiares, hasta una atractiva oferta enogastronómica, pasando por otros modelos de turismo más activo, con un fuerte componente de actividades al aire libre y en los viñedos. Y es que no se debe olvidar que España es el país con mayor superficie de viñedos del mundo destinados al turismo y el tercer productor mundial de vino. Así que, si tú también quieres disfrutar de las mejores bodegas de La Rioja, no dudes en reservar ya tu apartamento en Ezcaray para sorprender a tu paladar con los mejores vinos. Por último, Logroño, ubicado a cuarenta minutos en coche de Ezcaray, ofrece deliciosas recetas de tapas emblemáticas, por ejemplo, los champiñones del Soriano, la tortilla de patata picante del Sebas, o los choricillos a la brasa del Ribera, entre muchos otras propuestas en las que es posible maridar gastronomía y vinos Rioja que pondrán el broche de oro a un fin de semana en la Rioja Alta. Un menú clásico con una carta de vinos a la altura Este restaurante fue la razón por la que nos alojamos en el hotel y elegimos Ezcaray como base de operaciones en una reciente gira por La Rioja. Como su nombre indica, la cocina se centra en las preparaciones tradicionales de los clásicos regionales, en contraste con las creaciones gastronómicas moleculares de su restaurante hermano al otro lado del vestíbulo del hotel. El sumiller del restaurante se ganó mi respeto de inmediato cuando le pedimos que seleccionara un vino local que no pudiéramos encontrar en otro sitio. Su elección de un Tempranillo local fue muy acertada, y notablemente fue uno de los vinos menos caros de la extensa carta de vinos del restaurante. Una preparación de la clásica merluza en salsa verde era maravillosa. El comedor también se utiliza para un fabuloso desayuno complementario para los huéspedes del hotel.