Los hoteles de Jaca ofrecen alojamiento en pleno Pirineo Aragonés y a un paso de las principales estaciones de esquí. Como capital de La Jacetania, en Jaca encontrarás una ciudad llena de encanto que destaca por su historia, cultura y gastronomía.

Hotel en Jaca: la mejor opción del Pirineo Aragonés

disfruta en un hotel de jaca

El Pirineo Aragonés es uno de los principales reclamos naturales de nuestro país. Durante cualquier época del año podemos disfrutar de bellos parajes en un entorno de gran belleza, con multitud de actividades para realizar al aire libre y con muchos pueblos llenos de encanto para descubrir.

Uno de los más conocidos, ubicado en la comarca oscense de La Jacetania, es Jaca, la capital administrativa de dicha comarca. Con una población que roza los 13.000 habitantes, Jaca es, con diferencia, el núcleo más poblado. Una verdadera atracción turística por su belleza singular y la oferta cultural disponible durante los 365 días del año.

Como núcleo más poblado, hay una amplia oferta de hoteles en Jaca en los que alojarnos, que se adaptan a todos los bolsillos y que ofrecen multitud de servicios diferentes. Por su ubicación, los hoteles del centro de Jaca son los más demandados por los turistas, ya que se ubican a un paso de la calle Mayor, que concentra buena parte de los comercios destacados de la ciudad.

Uno de esos hoteles es el Hotel&Spa Real Jaca, un moderno establecimiento de cuatro estrellas que destaca por la calidad de sus servicios y la comodidad de sus habitaciones.

Nuestro hotel en Jaca está a tan solo 200 metros de la calle mayor y ofrece a los huéspedes un auténtico espacio de bienestar y salud gracias a su spa, que permite realizar circuitos de una hora de duración.

Para aquellos que viajan a Jaca en busca de aventura, es el hotel ideal para descansar y relajar los músculos y el cuerpo después de una jornada de actividades en la zona. El spa ofrece un recorrido pensado para fomentar la relajación, activar el sistema circulatorio, tonificar el cuerpo y eliminar tensiones.

Así pues, a lo largo del recorrido de nuestro hotel con spa en Jaca podremos disfrutar de unas modernas instalaciones:

  • Jacuzzis, con capacidad entre 4 y 5 personas. Marca el inicio del recorrido y supone media hora de relajación a una temperatura máximo de 33 grados.
  • Sauna húmeda y seca. Una parada a alta temperatura para favorecer la sudoración, por lo que no debemos permanecer mucho tiempo dentro de ellas.
  • Ducha bitérmica. Una opción que alterna el frio y el calor a través de chorros extra finos a una presión media.
  • Nuestro hotel en el centro de Jaca introduce dentro de su circuito la cromoterapia, una técnica que combina los colores para tratar temas como la ansiedad.
  • Sillones térmicos. Recomendados para finalizar nuestro circuito, son idóneos para lograr una relajación completa.
  • Jacuzzi privado. El Hotel Real Jaca ofrece, además, una cabina de uso privado para parejas en la que relajarnos mientras disfrutamos de una botella de cava.

El hotel dispone de una amplia terraza y una pequeña piscina, ideal para disfrutar en época estival de las buenas temperaturas y refrescarnos con un chapuzón que, sin duda, agradeceremos.

Respecto a las habitaciones, tenemos diversas opciones. Todas ellas cuentan con una decoración típica del Pirineo, con aspecto rústico gracias a sus detalles en madera. Están provistas de baño completo con bañera anatómica, televisión de plasma y camas tamaño king size.

habitacion de un hotel en jaca

Permiten el alojamiento de hasta cuatro personas al mismo tiempo gracias a su gran amplitud, por lo que el hotel es ideal para viajes en familia o en pequeños grupos.

Jaca, destino de preferencia por los amantes de la nieve

El fin del verano y la llegada del otoño marca el inicio de la bajada de las temperaturas. El Pirineo Aragonés comienza a registrar las primeras nevadas del año y se prepara para el inicio de la temporada de esquí. Jaca es uno de los destinos más buscados durante esta época del año por su cercanía a las principales estaciones del Pirineo: Formigal, Astún y Candanchú.

En tan solo 45 minutos llegamos a Formigal y en menos de media hora podemos desplazarnos hasta Astún y Candanchú. Sin duda, un gran atractivo para esta bella población que tiñe sus calles de blanco con la llegada del invierno.

El Hotel&Spa Real Jaca se convierte en una opción muy atractiva para la época de nieve, pues adquiere un encanto peculiar gracias a sus instalaciones. La combinación de alojamiento con spa en pleno invierno convierte a nuestro hotel en Jaca en uno de los preferidos de los miles de visitantes que pasan por la ciudad durante la temporada de nieve.

Gastronomía de Jaca

Como localidad ubicada en el Pirineo Aragonés, Jaca destaca por una gastronomía contundente, pensada para combatir las bajas temperaturas que se registran en otoño e invierno.

Entre los platos destacados sobresalen las carnes, los quesos y los productos de la huerta. Así, el cordero, la ternera, el cerdo y embutidos como la morcilla y la longaniza tienen una gran reputación en Jaca.

Ocurre lo mismo con los quesos, con muchas recetas artesanas tanto en Jaca como en los pueblos de alrededor.

En tu viaje a un hotel de Jaca podrás degustar todo esto y mucho más, de manera que ya tienes otra excusa para viajar al Pirineo Aragonés y disfrutar de una escapada en familia o con amigos, pero aún hay más.

Atractivos turísticos de Jaca

Ya hemos comentado que Jaca es uno de los principales destinos turísticos de La Jacetania. No solo por ser capital administrativa, sino porque reúne una serie de reclamos que la convierten en una población digna de visitar.

Así pues, si nos alojamos en un hotel del centro de Jaca podremos conocer su valioso legado monumental, que refleja los más de dos mil años de historia de la ciudad.

El principal atractivo es la ciudadela de Jaca o Castillo de San Pedro, una fortificación defensiva de planta pentagonal que data de finales del siglo XVI.

disfruta de la ciudadela desde un hotel de jaca

Puede conocerse todo su interior a través de visitas guiadas o por cuenta propia y descubrir también el Museo de Miniaturas Militares y las exposiciones temporales.

Además, se organizan actividades de forma constante para adultos y pequeños, como Animalandia, una actividad de educación ambiental para toda la familia en formato scape room.

También podemos conocer y visitar la Catedral de Jaca, una de las primeras catedrales de estilo románico del país (siglo XI), levantada para consolidar a la ciudad como enclave estratégico en el Camino de Santiago.

En el término municipal de Jaca se incluyen 33 pueblos, a través de los cuales podemos conocer algunas de las muestras monumentales más importantes del país, como el Monasterio de San Juan de la Peña o el castillo de Loarre.

Con todo esto, no es de extrañar que se hable de Jaca como “la capital del Pirineo Aragonés”, un lugar donde se combina aventura, historia y gastronomía a partes iguales.